Encuentros de belleza

Rutina de belleza en 8 pasos:

La limpieza de cutis es más que recomendable para mantener la piel de la cara en perfectas condiciones y eliminar las impurezas que en ella se acumulan por la acción de la contaminación ambiental o los restos de maquillaje.

Si no se realiza una limpieza de cutis al menos una vez por semana, la suciedad, los puntos negros, la grasa generada por la piel, las manchas que puedan aparecer e incluso las arrugas restarán brillo y vitalidad al rostro, favoreciendo además el envejecimiento epitelial.

La limpieza de cutis, asimismo, es esencial para que los tratamientos de belleza puedan tener éxito y debe realizarse correctamente siguiendo los pasos necesarios:

Pasos para un rutina correcta:

Lo primero de todo es limpiar la piel de cualquier resto de maquillaje para que el siguiente paso sea eficaz cien por cien.

La limpieza facial deber ser un proceso habitual dentro de la rutina facial diaria, si nos vamos a la cama con el maquillaje puesto o incluso sin limpiar el rostro, las impurezas pueden tapar los poros y crear granos, grasa y células muertas haciendo que la piel no luzca bonita.

Por ello, aunque nos dé pereza, debemos lavarnos la cara con jabón, también podemos desmaquillarnos con otros productos, aunque no queda igual que con jabón, estará más limpia de lo que estaba, casi perfecta.

1º Desmaquillar ojos y labios.

Este es el primer paso que has de seguir, lleves o no maquillaje.

Si no utilizas maquillaje a diario, te sorprenderá ver que al pasar el algodón por tu cara, este saldrá con restos negros o marrones.

Desmaquillar ojos: Aplicar el producto en dos algodones y con uno en cada mano limpiar las pestañas con los ojos cerrados siguiendo la dirección de las pestañas, girar los algodones y limpiar el contorno de ojos con los movimientos adecuados.

Desmaquillar labios: Doblar un pañuelo de papel longitudinalmente y partir por la mitad, aplicar desmaquillante de ojos en ambos tisues, separar los labios y limpiar suavemente desde la comisura labial hacia el centro.

Con el desmaquillante Express Bifase de Kiotis, conseguirás quitar todo el resto de maquillaje incluso los resistentes waterproof.

desmaquillante bifase expres

2º Desmaquillar rostro, cuello y escote:

Aplicar la leche limpiadora, distribuida por escote, rostro y cuello masajeando con movimientos circulares comenzando desde el centro hacia los laterales (no aplicar en contorno de ojos ni labios), "Pinzar" un pañuelo de papel en cada mano y eliminar en movimientos de lisaje desde el cuello hacia la frente.

Con el agua micelar, podrás atrapar la suciedad de forma rápida y efectiva con ayuda de un algodón y sin necesidad de aclarar. No solo te desharás del maquillaje, si no de toda las toxinas que acumula tu piel a lo largo del dí­a o que expulsa durante la noche.

3º Exfoliante facial

Oxigena e ilumina la piel.

Los exfoliantes faciales son productos que retiran las células muertas acumuladas en la superfície de la piel, reactivan la microcirculación sanguínea de la zona, evitan la aparición de brillos en la cara, eliminan las impurezas y suavizan la piel al instante.

Vamos, podríamos decir que los exfoliantes renuevan la piel para que los tratamientos cosméticos se absorban mejor.

Dependiendo del tipo de la piel, se recomienda exfoliar la piel del rostro una vez a la semana (dos si tienes la piel grasa)  y cada 15 días si tienes la piel sensible . Eso sí, es muy importante que elijas el producto adecuado, así que siéntate cómoda y echa un vistazo a los mejores exfoliantes.

Aplicar en puntos por cuello y rostro (respetando el contorno de labios y ojos). Humedecer los dedos y realizar un suave masaje en movimientos de rotación. Eliminar el producto en masajes lisos con la esponja húmeda.

Secar la piel abriendo un agujero central en el papel para introducir la nariz y presionar sobre la superficie.

4º Mascarilla facial

Usar una mascarilla facial es tener un todo en uno que ofrece muchas ventajas a nuestro rostro. Su función principal es limpiar de forma profunda nuestro rostro eliminando las impurezas del rostro.

  • Además de limpiar, la piel y eliminan las células muertas, por ello, son perfectas para las pieles grasas.
  • Es una de las mejores maneras de hidratar tu rostro ya que sus principios activos humedecen y nutren las capas más profundas.
  • Aportan luminosidad y purifican la epidermis. Por eso, llenan de energía nuestra piel y aportan oxígeno a nuestro rostro.

Como aplicarla:

Aplicar sobre todo el rostro (excepto contorno de ojos y labios) en una fina capa (dependiendo del tipo de mascarilla), Dejar expuesta varios minutos y retira con una esponja húmeda.

5º Tonificar:

Para comenzar, debes saber que el tónico facial es un tratamiento fundamental para el bienestar de tu rostro, aunque es verdad que es de los productos a los que menos importancia se le da en la higiene facial.

El tónico es fundamental para el cuidado del cutis, ya que contribuye a restablecer el pH del rostro después de haber sido sometido a una limpieza. 

Se emplea después de la limpieza facial, justo antes de la crema que utilices para tratar tu piel, ya sea grasa, mixta o seca.

Además de refrescar, hidratar y equilibrar el manto ácido de la piel, el tónico facial cierra los poros y ayuda a preparar la piel para su posterior tratamiento.

Eso sí­, antes de aplicar la crema debes esperar a que se seque para beneficiarte de todas sus propiedades regeneradoras y nutritivas. rejuvenece y revitaliza los tejidos!

¿Qué más se puede pedir?

Como aplicarlo:

Distribuir el producto sobre dos algodones (uno en cada mano) y aplicar con suaves masajes de lisaje, finalizar con suaves toquecitos.

6º Aplicar el sérum:

Con los pasos anteriores nos hemos centramos en la limpieza de la piel.

Ahora podemos pasar a nutrir el rostro gracias al uso de productos delicados y no invasivos.

Se trata de un suero (del latín sérum, aunque ya se puede encontrar con base oleosa) con aproximadamente el doble de concentración de activos  que una crema.

Conclusión: los resultados se multiplican y se hacen visibles en menos tiempo. Al ser un gel de baja densidad, penetra más fácilmente, siendo el doble de eficaz con poca cantidad.

Tiene una textura ligera para que se absorbe rápidamente y así, llegue a las capas más profundas de nuestra piel a las que una crema hidratante no es capaz de llegar.

Tiene un efecto antiarrugas sobre nuestra piel. Es el momento de aplicar el sérum, los encontrarás con distintos tratamientos con diferentes finalidades: antiarrugas, reparador o antimanchas, incluso sérum de noche.

Elígelo según tus necesidades, edad y tipo de piel. Aplícalo con la punta de los dedos por toda la cara, no olvides tu cuello, y hazlo siempre movimientos circulares y de forma muy suave.

Sérum facial

7º Contorno de ojos:

El contorno de ojos al disponer de menos glándulas sebáceas que el resto de la piel del rostro, (para más datos es de 5 a 10 veces más fina) y se convierte en el blanco de nuestro cuidado de la piel porque es de las zonas más propensas a manifestar los signos de la edad y del cansancio, entre otros factores.

Es la primera en reacción con todo tipo de colores de ojeras, irritación... por el estrés, el ritmo de vida, la falta de sueño, la contaminación y además la piel del contorno de ojos se afina con el paso del tiempo y aparecen las arrugas.

Sin embargo y por suerte cada día más hay contornos de ojos más nuevos e innovadores para todos los presupuestos con los que lucir una mirada descansada y muy luminosa si los aplicamos con constancia y mañana y noche.

Porque se convierten en una herramienta poderosa contra las ojeras derivadas de trastornos cromáticos grises, marrones, amarillos, rojos y violetas que pueden oscurecer la luz natural de la piel y no sólo para combatir el envejecimiento, pueden tratar las arrugas, iluminar, deshinchar, y estimular la circulación alrededor de los ojos para lucir la mirada más descansada que buscas.

8º Hidratar y nutrir la piel:

El básico entre los básicos. Si solo pudieses tener un producto de belleza tendría que ser la crema hidratante.

La piel necesita agua, por dentro y también por fuera. Por eso te animamos a que incorpores a tu rutina de cuidados las cremas faciales.

Prácticamente dos tercios de la piel están conformados por agua, y constantemente esta se rehidrata, pero el problema sucede cuando la dermis sufre de falta de agua para nutrirse por sí sola. Y es que tanto el paso del tiempo como los agentes externos que diariamente contaminan la piel, acaban provocando una progresiva pérdida de agua que la vuelven más frágil, opaca, áspera al tacto, irritante y poco elástica.

Es aquí donde cobra especial importancia el uso de las cremas hidratantes, pues son el mejor cosmético para combatir todos estos signos y recuperar la belleza y vitalidad natural de la dermis. Toma nota de los increíbles beneficios que las cremas hidratantes le proporcionan a tu piel: Brindan a la piel unas sustancias que tienen la capacidad de captar el agua y retenerla en el interior de las células que conforman la piel, impidiendo así su pérdida.

Beneficios:

  • Crean una barrera de protección que evita que la acumulación de células muertas, residuos o partículas de polvo impidan la adecuada respiración de la piel.
  • Evitan la resequedad, la aparición de descamaciones e impurezas.
  • Favorecen la elasticidad de la piel, ayudando a mantenerla más joven y bonita.

Comments (0)

Producto añadido a la lista de deseos
Producto añadido para comparar.

¡Descubre los productos!

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros productos y servicios y mostrarte contenido acorde a tus preferencias. Leer más...